En Colonia Benítez, Peppo reafirmó su vocación de continuar siendo gobernador

En Colonia Benítez, Peppo reafirmó su vocación de continuar siendo gobernador

15 Marzo 2019
Se realizó recorrida de obras por la escuela N° 42 y se entregaron reconocimientos de hábitat a 12 familias.
Leer mas...
Chaco: Peppo abrirá este viernes el 51º período de sesiones ordinarias

Chaco: Peppo abrirá este viernes el 51º período de sesiones ordinarias

28 Febrero 2019
El gobernador del Chaco, Domingo Peppo, encabezará este viernes 1º de marzo la apertura del 51º período de sesiones ordinarias de la Cámara de Diputados del Chaco. Será a partir…
Leer mas...

Alberto Silvestre Torresagasti nació en Puerto Tirol el 8 de setiembre de 1922. Fue director de escuela e intendente de esa localidad desde 1446 hasta 1953, y posteriormente comisionado municipal en Resistencia. En 1962 fue electo para la diputación provincial, pero no pudo asumir el cargo como consecuencia del Golpe de Estado.

En 1963 resultó electo otra vez como diputado provincial, y ejerció la función de presidente de la Legislatura hasta 1966, año en que la vida democrática del país fue interrumpida por la Dictadura. Entre 1973 y 1976 se desempeñó como vicegobernador de Deolindo Felipe Bittel, y entre 1983 y 1987 como compañero de fórmula del gobernador Florencio Tenev. En 1988 fue electo nuevamente para la diputación provincial, y cumplió su mandato desde la titularidad del Poder Legislativo. Y la muerte lo sorprendió el 20 de octubre de 1997.

Todos sus colegas y pares lo recuerdan y elogian su carrera política, su militancia fiel a sus principios, su compromiso con los más necesitados y su personalidad pública basada en la humildad y el compromiso con la tarea política que realizó a lo largo y a lo ancho de la geografía provincial. Hoy muchos tenemos que imitarlo, por su humildad, su solidaridad y su trabajo permanente en beneficio de la comunidad, esa es la acción que hay que imitar de nuestros grandes líderes y conductores del movimiento peronista.

Torresagasti, posee un valor agregado por pertenecer a la localidad a la cual “Toto” le dedicó muchos años de su vida, en la que se inició, en la que se formó siendo alumno y que formó a varios generaciones como maestro y director de escuela, terruño en el que tiene su raíces y sus afectos, al que naturalmente mucho le debe esta comunidad. El paso del tiempo y la distancia nos marca cada vez con mayor fuerza la dimensión que tenía una figura de Alberto Torresagasti no solo como político sino como hombre de la vida pública que brindaba todas sus horas de ciudadano, al amigo, al necesitado, a quienes esperaban una mano tendida.

0
0
0
s2sdefault